Cuerdas trenzadas

Las cuerdas trenzadas son resistentes a altas temperaturas hasta 600oC para una duración de trabajo corta y hasta 550oC para una duración de trabajo continua. Las cuerdas trenzadas son más fuertes, más rígidas y menos flexibles que las cuerdas tejidas. Esto las hace apropiadas para aplicaciones industriales como por ejemplo selladores en calderas y en hornos industriales.
Las cuerdas trenzadas están disponibles en diámetros desde 3mm a 20 mm en blanco y negro.
product